domingo, 19 de julio de 2020

COVID-19 Reflexiones éticas desde la pandemia



Desde primeros de marzo, en nuestro entorno nos encontramos ante uno de los mayores retos sanitarios de las últimas décadas. El coronavirus SARS-Cov-2, responsable de la tristemente famosa enfermedad COVID-19, ha pasado de ser la causa de un foco epidémico en China, a convertirse en el origen de una pandemia mundial, la primera pandemia de la globalización, como la describen algunos autores.

En el libro “The coronavirus prevention handbook” se expone que en esta era de globalización, los movimientos ininterrumpidos de humanos y bienes hacen que ningún país sea inmune a la amenaza potencial de epidemias. Desde 2003, las enfermedades contagiosas emergentes como la gripe aviar, el síndrome respiratorio del Medio Oriente, el SARS y el ébola nos recordaron una y otra vez a los seres humanos la grave amenaza que representan para la salud humana y la seguridad económica y social.

Quizá deberíamos haberlo sabido pero el hecho es que nos ha pillado por sorpresa. Las personas que integramos la Comisión de Deontología del Colegio de Médicos de Bizkaia hemos asistido atónitas, como casi todo el mundo, a una situación de desconcierto e impotencia por parte de profesionales, gestores, políticas y políticos, e instituciones que no habíamos imaginado que pudiera ocurrir fuera de una obra de ficción catastrofista.

Cuatro meses después del comienzo de unos acontecimientos que se han ido sucediendo a velocidad vertiginosa, nos encontramos en una situación algo más estable, aunque marcada por el miedo a un rebrote, con las noticias de estos últimos días. Es ahora, con algo más de calma, que queremos hacer unas reflexiones sobre lo vivido y lo que nos puede deparar el futuro. Se han producido situaciones de toma de decisiones muy complejas desde el punto de vista de la ética profesional médica, comenzando por la falta de información y la falta de medios, pasando por la atención telefónica, la soledad de las personas mayores, el miedo y la afectación psicológica de las y los profesionales sanitarios... Respecto al futuro, no parece fácil tampoco cuando pensamos en tratamientos y vacunas asequibles para todos los países.

Creemos que temas de reflexión no nos faltan y en esta página del blog, queremos plasmar algunas de las situaciones que nos deberían hacer pensar desde la ética médica, tanto desde nuestro punto de vista como desde el de otras y otros profesionales de la Medicina que han dado su opinión en jornadas o eventos relacionados con la pandemia.

Veremos que muchas actuaciones siguen estando encuadradas en nuestro Código de Deontología Médica y las que no están... quizá deberían estarlo. Os invitamos a quienes sois profesionales de la Medicina y también a quienes no lo sois, pero os preocupa la forma en que se han manejado algunas situaciones, a deliberar sobre los distintos temas que iremos publicando. Pretendemos hacerlo desde un punto de vista constructivo: lo que pudimos hacer mejor y lo que podemos hacer de otra manera para que no vuelva a ocurrir. Al fin y al cabo, la Ética es reflexionar sobre lo que se podría hacer mejor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario