viernes, 27 de febrero de 2015

La atención al enfermo oncológico en fase terminal desde la Deontología Médica

La atención al enfermo oncológico desde la Deontología Médica no es diferente de la atención a cualquier enfermo con otra patología distinta al cáncer, pero en este post deseo hacer referencia al contenido del tema que voy a abordar en el Encuentro Bilbaopraxis2015Cáncer que se va a celebrar los días 5 y 6 de marzo en nuestra villa. En el siguiente enlace podréis conocer el programa completo: http://www.bilbaopraxiscancer2015.com


En mi intervención con el título La atención al enfermo oncológico desde la Deontología Médica. Imperativos éticos abordaré los siguientes aspectos:

Cuidar a un enfermo oncológico en fase avanzada es complejo y requiere unas cualificaciones profesionales específicas, porque los conflictos éticos pueden ser diversos ya que en este caso los cuidados paliativos tienen que ver con la vida, la muerte, el sufrimiento, la fragilidad y la vulnerabilidad del enfermo. Hemos de tener en cuenta que no existe un “protocolo ético”; tendremos que conjugar la ciencia que nos dirá lo que hay que hacer en la mayoría de los casos y la sabiduría práctica (basada en la prudencia) que nos dirá lo qué hacer en ese caso concreto. Pero teniendo en cuenta los siguientes imperativos éticos: no abandonar al enfermo, librarle del dolor y de cualquier otro síntoma que le haga sufrir, evitar pruebas diagnósticas y tratamientos inútiles, sedarle cuando lo precise, siempre respetando los valores del enfermo.


Nuestro deber será intentar la curación o mejoría del enfermo siempre que sea posible. Cuando ya no lo sea, estaremos obligados a aplicar las medidas adecuadas para conseguir su bienestar, aún cuando de ellos pudiera derivarse un acortamiento de su vida. Nuestros enfermos ya saben que no somos unos dioses, lo que desean es que no les abandonemos cuando más lo necesitan. Desean tenernos a su lado con nuestro acercamiento humano para que le ayudemos en todas sus necesidades, porque cuando se encuentran en la fase avanzada de su enfermedad ya han comprendido que la técnica ya no les es útil para curar su enfermedad, pero sí tienen necesidad de las personas, de su familia, de sus amigos y de su médico. La atención médica al final de la vida es un derecho del enfermo y una obligación deontológica del médico con la que no precipitaremos deliberadamente su muerte, tampoco prolongaremos innecesariamente su agonía, pero sí ayudaremos a no sufrir mientras llega su muerte.

Nuestra misión ante el cáncer, como médicos, en primer lugar es evitar que el enfermo lo padezca con nuestros consejos y controles para conseguir su prevención; en segundo lugar, si no se ha conseguido prevenir, intentaremos curar la enfermedad y sus complicaciones; pero si no hemos conseguido ni lo uno ni lo otro aún nos queda la labor de paliar los síntomas para evitar su sufrimiento. Lo que nunca debemos hacer es abandonar al enfermo ni a su familia.

Dr. Jacinto Bátiz, Presidente de la Comisión de Deontología
Colegio Médicos de Bizkaia






domingo, 15 de febrero de 2015

Hacia un uso adecuado de los recursos para mejorar la atención médica

Releyendo el documento "El buen quehacer del médico" que editó en 2014 la Organización Médica Colegial de España (OMC) me he detenido en el epígrafe Utilizar adecuadamente los recursos del sistema para proporcionar la mejor atención posible. (pág.62). Este documento lo podéis descargar en nuestro Blog Ética y Deontología Médica de Bizkaia:
https://www.colegiomedicosbizkaia.com/Adjuntos/ICOMBI/Boletines/PDF/20141124/BuenQuehacerMedico.pdf


Deseo en este post recordar algunas de la pautas que en él se indican para una actuación profesional de excelencia:

- "El médico debe interesarse y ayudar a sus pacientes en el manejo de las complejidades del sistema sanitario, y debe informarles adecuadamente sobre el uso y utilización razonable de los recursos humanos, materiales y tecnológicos disponibles en el sistema de salud."

- "El médico tienen obligación de apoyar la continuidad de la atención de los pacientes en todos los ámbitos." 

No olvidemos que una falta de continuidad  entre los distintos niveles asistenciales por falta de coordinación entre ellos provoca casi siempre un despilfarro y un uso inadecuado de los recursos que son finitos. 

- "El médico debe participar activamente en la disminución de los errores y en la mejora de la seguridad en las organizaciones asistenciales."

- "Si la seguridad de su paciente puede verse afectada por la insuficiencia de recursos o por las políticas o sistemas de provisión asistencial, el médico debe:
a. Rectificar la situación cuando le sea posible.
b. Denunciar la situación a las organizaciones e instituciones responsables y, cuando no es atendido, buscar ayuda en otras instancias según el artículo 45.2 del CDM ("El médico pondrá en conocimiento de la dirección del centro las deficiencias de todo orden, incluidas las de naturaleza ética, que perjudiquen la correcta asistencia. Si no fuera así, las denunciará ante su colegio, y en última instancia a las autoridades sanitarias, antes de poder hacerlo a otros medios").
c. "Dejar registro de sus preocupaciones y de las medidas adoptadas para tratar de resolverlas".

"La economía inevitablemente se relaciona con la medicina, dada la universalidad de su requerimiento, la búsqueda de la mayor atención al menor coste y la obligada coexistencia de un sistema sanitario digno y de la observación de los derechos que asisten a pacientes y profesionales. El enorme coste económico que conlleva, la influencia de la industria farmacéutica en sentido de servicio pero también de posible especulación de intereses, hacen que pueda ser cuestionable el conjunto del sistema y la búsqueda de los mejores fines teniendo en cuenta los medios en un marco de observancia ética y deontológica." (Manual de Ética y Deontología Médica. OMC. 2012)

Espero que estas reflexiones nos puedan ayudar a hacer un uso adecuado de los recursos para mejorar nuestra atención médica.

Dr. Jacinto Bátiz, Presidente de la Comisión de Deontología
Colegio de Médicos de Bizkaia

domingo, 1 de febrero de 2015

Certificar la buena praxis médica

La Organización Médica Colegial (OMC) acaba de aprobar la universalidad de la Validación Periódica de la Colegiación (VPC). 

¿Qué quiere decir esto? Que esta VPC será para todos los médicos y además exigible. Será una evaluación de carácter periódico.

¿En qué consiste? Es un proceso que certifica, por periodo de seis años, que la preparación y formación del colegiado supera los requisitos previamente definidos para ejercer como medico. En concreto, certifica la buena praxis, es decir, que el médico no tiene expediente deontológico; acredita que está en aptitud psicofísica idónea para atender a los pacientes; certifica la vida laboral en la empresa en la que trabaja y acredita su Formación Médica Continuada y su Desarrollo Profesional Continuo.

¿Cual es el objetivo de esta VPC? Esta acreditación podrá garantizar a los ciudadanos un modelo de asistencia de calidad contrastada, realizada por profesionales competentes.

¿Cómo se va a certificar la buena praxis? La Validación Colegial de Buena Praxis será un documento colegial, a propuesta de la Junta de Gobierno, expedido por el Secretario del Colegio tras la consulta a los registros colegiales. El certificado recogerá que no existe proceso activo abierto al colegiado solicitante y, en caso afirmativo, se pedirá valoración a la Comisión de Deontología y dependiendo de la sanción, podría llevar aparejada la suspensión de la VPC por el mismo tiempo que la sanción. La cumplimentación de este apartado lleva aparejado que el solicitante se compromete con el Código de Deontología Médica y que conoce El buen Quehacer del Médico.



Desde este Blog, después de comprobar que a partir de ahora los médicos colegiados vamos a tener que acreditar nuestra buena praxis médica con la certificación por parte del Colegio de Médicos, desearía invitaros a la siguiente reflexión: para ejercer una buena praxis médica es necesario conocer en qué consiste esta buena praxis médica. ¿Conocemos las normas que nos hemos impuesto y que están reflejadas en el Código de Deontología Médica?

En este Blog podréis encontrar tres documentos que ayudará a conocer cómo hemos llevar a cabo nuestra buena praxis médica:
- El Código de Deontología Médica.
- El Manual de Ética y Deontología Médica.
- El Buen Quehacer del Médico.

Si este post os a motivado a conocer más sobre Ética y Deontología Médica os invito a que conozcáis el Curso de Iniciación a la Ética y la Deontología Médica que en su segunda edición on-line va a iniciarse en el mes de marzo y para el que está abierta su inscripción: http://www.ffomc.org/Etica_Deontologia

Muchas gracias, por seguir nuestro Blog una vez más. 

Dr. Jacinto Bátiz, Presidente de la Comisión de Deontología
Colegio de Médicos de Bizkaia