sábado, 20 de diciembre de 2014

El médico no debe ejercer una medicina defensiva

El miedo del médico a una demanda puede hacer que llegue a practicar una medicina defensiva. En una revista del ramo sanitario he visto publicado el siguiente dato: "Según una encuesta de A.M.A. entre profesionales médicos que habían sufrido alguna reclamación, el 84% de ellos habían tomado precauciones legales a partir de ese momento. El hecho de la reclamación les había hecho variar su forma de trabajar, y también de relacionarse con los pacientes". 



En muchas ocasiones, aunque se tenga claro el diagnóstico y no se precisara de ninguna prueba complementaria para instaurar el tratamiento, se emplean  exploraciones complementarias de manera rutinaria, indiscriminada o abusiva "para protegerse legalmente". Si éstas nos ayudaran a afinar mejor el diagnóstico no habría ninguna duda de su prescripción. Otras veces, el médico se puede ver presionado por el paciente para realizar una indicación terapéutica o exploratoria. Estas situaciones no son excepcionales, son bastante frecuentes.

Para evitar todo esto, tal vez debamos recordar lo siguiente:

Hemos de aplicar nuestros conocimientos médicos específicos para cada caso, sin perder de vista aquellos protocolos que pueden determinar la forma de actuar ante situaciones concretas. Los protocolos son una herramienta fundamental en nuestra actividad asistencial diaria. Tengamos en cuenta que muchas sentencias son favorables al médico por haber actuado con el protocolo de la Sociedad Científica correspondiente.

Es fundamental que todos los procedimientos estén debidamente documentados en la historia clínica del paciente porque ésta será una de las mejores armas para la defensa del médico. Ésta sería la única actuación médica defensiva permitida: reflejar toda nuestra actuación razonada en la historia clínica.

"También debe ser evitada la llamada medicina defensiva que no tan solo aumenta el coste económico, sino que además y, lo que aún es más importante incrementa las molestias e incluso el sufrimiento del paciente, al ser sometido a más pruebas complementarias de las necesarias". (Manual de Ética y Deontología Médica. OMC. 2012. pág. 79)

"Los médicos son los que deberían, de una manera efectiva, determinar la indicación y no los pacientes con sugerencias o incluso exigencias. Lo importante es analizar qué factores condicionan la indicación, entre los que se pueden valorar las sugerencias de los pacientes, pero no deben considerarse otros como utilizar las pruebas complementarias para aliviar la presión asistencial en un momento determinado u otras circunstancias. (Manual de Ética y Deontología Médica. OMC. 2012. pág. 79)

Nuestro Código de Deontología Médica nos dice claramente que el médico no debe ejercer una medicina defensiva:

Art. 21.2.- "Las exploraciones complementarias no deben practicarse de manera rutinaria, indiscriminada o abusiva. La medicina defensiva es contraria a la ética médica".

Una vez más, os invito a que compartáis con nosotros vuestros comentarios.


Dr. Jacinto Bátiz, Presidente de la Comisión de Deontología Médica
Colegio Médicos de Bizkaia

domingo, 14 de diciembre de 2014

El enfermo necesita un medico referente en su asistencia

Hace un mes (el 14 de noviembre 2014) la Asamblea del Consejo General de Colegios de Médicos de España adoptó el acuerdo de aprobar la Declaración La figura del médico responsable que fue elaborada por la Comisión Central de Deontología del CGCOM. 

Estoy totalmente de acuerdo con el contenido de esta Declaración porque creo que el enfermo necesita un médico referente para ser informado, para poder preguntarle sobre lo que le ocurre, para sentir que su atención médica está debidamente coordinada. Es verdad que en Atención Primaria tiene a su médico de Familia, pero en la Atención Especializada y sobre todo Hospitalaria las cosas son de otra manera. "...La complejidad estructural y organizativa en la Medicina Hospitalaria hace que la relación médico-paciente quede más difuminada al desarrollarse por parte de un equipo médico multi-disciplinar; esto dificultad la información asistencial. En ocasiones el paciente no llega a ser visitado durante el postoperatorio por el cirujano que le intervino... en algunos casos, puede suceder que ni el paciente ni sus familiares tienen durante el proceso de hospitalización un referente claro a quien dirigirse para recabar información; alguien con quien mantener una relación continuada durante el proceso asistencial y que les mantengan informados."


Una de las consideraciones éticas y deontológicas de la citada Declaración de la Comisión Central de Deontología dice que "La figura del médico responsable es clave en todo lo relativo a la asistencia sanitaria recibida y a la información a un paciente y a sus familiares. El médico responsable debe ser para el paciente y la familia la cabeza visible del equipo asistencial."

El Código de Deontología Médica a este respecto nos recuerda lo siguiente:

Art. 10: "Un elemento esencial de la información es dar a conocer al paciente o a sus allegados la identidad del médico responsable de su proceso asistencial, así como la de aquel que en cada momento le preste asistencia."

Art. 16.1: "La información al paciente no es un acto burocrático sino un acto ético. Debe ser asumida directamente por el médico responsable del proceso asistencial, tras alcanzar un juicio clínico preciso."

De esta Declaración La figura del médico responsable destacaría las tres primeras conclusiones a las que llega la Comisión Central de Deontología:

"Primera.- La existencia de la figura del Médico Responsable es un mandato ético, deontológico y legal."

"Segunda.- La figura del Médico Responsable garantiza una personalización y humanización adecuada de la asistencia. se debería potenciar esta figura, que significa para los pacieres el acceso fácil y confiado a la información sobre la asistencia que recibe."

"Tercera.- La figura del Médico Responsable facilita y garantiza el cumplimiento efectivo del trascendental acto clínico de la información y además se ha comprobado que mejora la calidad percibida por los pacientes de la atención médica que reciben."

Antes de finalizar este post, deseo recordados que el Código de Deontología Médica, en la disposición final 1 dice lo siguiente: "Las declaraciones de la Comisión Central de Deontología aprobadas por la Asamblea General de la Organización Médica Colegial tienen naturaleza normativa e igual carácter vinculante que los preceptos contenidos en este Código".

Aprovecho este Blog para agradecer públicamente a nuestros compañeros, miembros de la Comisión Central de Deontología, la elaboración de esta magnífica Declaración que estoy seguro nos ayudará a recordar cómo hemos de humanizar nuestra asistencia sanitaria.


Dr. Jacinto Bátiz, Presidente de la Comisión de Deontología
Colegio Médicos de Bizkaia


miércoles, 10 de diciembre de 2014

Uso inadecuado de los sistemas de almacenamiento y difusión de las historias clínicas informatizadas

El Colegio de Médicos de Bizkaia, a través de su Comisión de Deontología, hace un recordatorio sobre cuál es el modo de proceder ante el uso que puede hacerse de las herramientas informáticas en el tratamiento de las historias clínicas. 

El Colegio de Médicos de Bizkaia ha recogido la preocupación de su Comisión de Deontología ante el tratamiento que se puede dar, muchas veces de forma involuntaria, a las historias clínicas informatizadas.

En muchas ocasiones, los facultativos abandonan sus puestos de trabajo dejando conectados sus sistemas informáticos, lo que puede conllevar una falta de confidencialidad y secreto, ya que puede dar la posibilidad a otros de poder utilizarlo sin necesidad de introducir una clave de acceso.

Por esa razón, ha elaborado una nota informativa y de recordatorio del buen uso de esta herramienta que transcribimos a continuación:

"Estimados compañeros y compañeras:

Desde la Comisión de Deontología del Colegio de Médicos de Bizkaia, queremos expresar nuestra preocupación por la posibilidad de un uso inadecuado de los sistemas de almacenamiento y difusión de las historias clínicas informatizadas.

Por esa razón os queremos recordar:
  1. Que el secreto médico es uno de llos pilares en los que se funda la relación médico-paciente, basada en la mutua confianza, cuaquiera que sea la modalidad de su ejercicio profesional (Capítulo V. Artículo 27.1 del Código de Deontología Médica)
  2. La obligación de mantener la reserva y la confidencialidad de todo aquello que el paciente haya revelado y confiado, lo que hayamos visto o deducido como consecuencia de nuestro trabajo y que tenga relación con la salud y la intimidad del paciente, incluyendo el contenido de la historia clínica (Capítulo V. Artículo 27.2 del Código de Deontología Médica)
  3. El hecho de ser médico no autoriza a conocer la información confidencial de un paciente con el que no se tenga una relación profesional. (Capítulo V. Artículo 27.3 del Código de Deontología Médica)
Existen mecanismos informáticos para bloquear el equipo cuando el facultativo se ausenta un breve periodo de tiempo de su puesto de trabajo

Cuando la ausencia vaya a ser prologada, es aconsejable que el profesional apague el sistema informático y lo vuelva a encender a su regreso

Con la confianza de vuestra implicación, recibid un fuerte abrazo".

Comisión de Deontología del Colegio de Médicos de Bizkaia

sábado, 6 de diciembre de 2014

Los deberes éticos de los médicos docentes

Tal vez los médicos que tenemos, además de nuestra actividad asistencial, una actividad docente no somos del todo conscientes que incluso, cuando ejercemos como médicos docentes tenemos también unos deberes éticos no tan solo ante nuestros colegas en formación, si no también hacia los estudiantes de Medicina, en los que hay que ir introduciendo en la formación de pre-grado el concepto de que además de la imprescindible preparación técnica, son necesarios unos conocimientos sobre ética, deontología y comunicación con el paciente.


El médico docente debe tener en cuenta que todo juicio clínico incorpora un elemento de orden ético. Con elevada frecuencia, en un paciente determinado, el elemento del orden ético excede en importancia a los aspectos técnico y científico, aun teniendo en cuenta que para actuar éticamente es preciso contar previamente con esos conocimientos científicos y técnicos.

Nuestro Código de Deontología dedica dos de sus artículos relacionados con nuestra labor docente con los estudiantes de Medicina:

Art. 63.1: "Los estudiantes de medicina deben conocer y practicar las normas éticas de este Código y deben ser tratados con respeto y dignidad por parte de sus profesores".

Art. 63.2: "El médico docente deberá aprovechar cualquier circunstancia en el transcursos de la práctica médica para inculcar a los alumnos los valores éticos y el conocimiento de este Código. Debe ser consciente del valor formativo de su ejemplaridad y de que todo acto médico tiene un componente ético".

En la formación de pre-grado y de médicos residentes las enseñanzas técnicas deben ir acompañadas de enseñanzas éticas y deontológicas con información y sobre todo, con el ejemplo del docente.

La ética no se puede enseñar exclusivamente con la enumeración y explicación de unas normas, sino sobre la base de la acción. Es la conducta ética lo que se debe enseñar. En el terreno de la ética, no se trata tan solo de exponer una teoría o una hipótesis, sino de demostrar una buena relación con el paciente, a partir del modelo del propio docente, ya que los verdaderos maestros enseñan básicamente con el ejemplo.

Por último, deseo recordar una de la indicaciones de la Asociación Médica Mundial en su Manual de Ética Médica cuando dice: "...procurando ser prudentes cuando se tengan que corregir algunos aspectos de su práctica asistencial y de relación con los pacientes como a los profesionales de la salud". 

Nuestro Código de Deontología Médica también nos lo recuerda en su Art.63.4: "En presencia de pacientes o de personal no médico hay que evitar corregir al discente en lo relativo a la práctica médica".

Desde este Blog de Ética y Deontología seguiremos reflexionando sobre los aspectos éticos y deontológicos de la profesión médica. 

Una vez más, os animo a compartir vuestras reflexiones con nosotros. 


Dr. Jacinto Bátiz, Presidente de la Comisión de Deontología
Colegio Médicos de Bizkaia