miércoles, 10 de diciembre de 2014

Uso inadecuado de los sistemas de almacenamiento y difusión de las historias clínicas informatizadas

El Colegio de Médicos de Bizkaia, a través de su Comisión de Deontología, hace un recordatorio sobre cuál es el modo de proceder ante el uso que puede hacerse de las herramientas informáticas en el tratamiento de las historias clínicas. 

El Colegio de Médicos de Bizkaia ha recogido la preocupación de su Comisión de Deontología ante el tratamiento que se puede dar, muchas veces de forma involuntaria, a las historias clínicas informatizadas.

En muchas ocasiones, los facultativos abandonan sus puestos de trabajo dejando conectados sus sistemas informáticos, lo que puede conllevar una falta de confidencialidad y secreto, ya que puede dar la posibilidad a otros de poder utilizarlo sin necesidad de introducir una clave de acceso.

Por esa razón, ha elaborado una nota informativa y de recordatorio del buen uso de esta herramienta que transcribimos a continuación:

"Estimados compañeros y compañeras:

Desde la Comisión de Deontología del Colegio de Médicos de Bizkaia, queremos expresar nuestra preocupación por la posibilidad de un uso inadecuado de los sistemas de almacenamiento y difusión de las historias clínicas informatizadas.

Por esa razón os queremos recordar:
  1. Que el secreto médico es uno de llos pilares en los que se funda la relación médico-paciente, basada en la mutua confianza, cuaquiera que sea la modalidad de su ejercicio profesional (Capítulo V. Artículo 27.1 del Código de Deontología Médica)
  2. La obligación de mantener la reserva y la confidencialidad de todo aquello que el paciente haya revelado y confiado, lo que hayamos visto o deducido como consecuencia de nuestro trabajo y que tenga relación con la salud y la intimidad del paciente, incluyendo el contenido de la historia clínica (Capítulo V. Artículo 27.2 del Código de Deontología Médica)
  3. El hecho de ser médico no autoriza a conocer la información confidencial de un paciente con el que no se tenga una relación profesional. (Capítulo V. Artículo 27.3 del Código de Deontología Médica)
Existen mecanismos informáticos para bloquear el equipo cuando el facultativo se ausenta un breve periodo de tiempo de su puesto de trabajo

Cuando la ausencia vaya a ser prologada, es aconsejable que el profesional apague el sistema informático y lo vuelva a encender a su regreso

Con la confianza de vuestra implicación, recibid un fuerte abrazo".

Comisión de Deontología del Colegio de Médicos de Bizkaia

No hay comentarios:

Publicar un comentario