sábado, 6 de diciembre de 2014

Los deberes éticos de los médicos docentes

Tal vez los médicos que tenemos, además de nuestra actividad asistencial, una actividad docente no somos del todo conscientes que incluso, cuando ejercemos como médicos docentes tenemos también unos deberes éticos no tan solo ante nuestros colegas en formación, si no también hacia los estudiantes de Medicina, en los que hay que ir introduciendo en la formación de pre-grado el concepto de que además de la imprescindible preparación técnica, son necesarios unos conocimientos sobre ética, deontología y comunicación con el paciente.


El médico docente debe tener en cuenta que todo juicio clínico incorpora un elemento de orden ético. Con elevada frecuencia, en un paciente determinado, el elemento del orden ético excede en importancia a los aspectos técnico y científico, aun teniendo en cuenta que para actuar éticamente es preciso contar previamente con esos conocimientos científicos y técnicos.

Nuestro Código de Deontología dedica dos de sus artículos relacionados con nuestra labor docente con los estudiantes de Medicina:

Art. 63.1: "Los estudiantes de medicina deben conocer y practicar las normas éticas de este Código y deben ser tratados con respeto y dignidad por parte de sus profesores".

Art. 63.2: "El médico docente deberá aprovechar cualquier circunstancia en el transcursos de la práctica médica para inculcar a los alumnos los valores éticos y el conocimiento de este Código. Debe ser consciente del valor formativo de su ejemplaridad y de que todo acto médico tiene un componente ético".

En la formación de pre-grado y de médicos residentes las enseñanzas técnicas deben ir acompañadas de enseñanzas éticas y deontológicas con información y sobre todo, con el ejemplo del docente.

La ética no se puede enseñar exclusivamente con la enumeración y explicación de unas normas, sino sobre la base de la acción. Es la conducta ética lo que se debe enseñar. En el terreno de la ética, no se trata tan solo de exponer una teoría o una hipótesis, sino de demostrar una buena relación con el paciente, a partir del modelo del propio docente, ya que los verdaderos maestros enseñan básicamente con el ejemplo.

Por último, deseo recordar una de la indicaciones de la Asociación Médica Mundial en su Manual de Ética Médica cuando dice: "...procurando ser prudentes cuando se tengan que corregir algunos aspectos de su práctica asistencial y de relación con los pacientes como a los profesionales de la salud". 

Nuestro Código de Deontología Médica también nos lo recuerda en su Art.63.4: "En presencia de pacientes o de personal no médico hay que evitar corregir al discente en lo relativo a la práctica médica".

Desde este Blog de Ética y Deontología seguiremos reflexionando sobre los aspectos éticos y deontológicos de la profesión médica. 

Una vez más, os animo a compartir vuestras reflexiones con nosotros. 


Dr. Jacinto Bátiz, Presidente de la Comisión de Deontología
Colegio Médicos de Bizkaia



No hay comentarios:

Publicar un comentario