miércoles, 27 de agosto de 2014

El médico ante las voluntades anticipadas del enfermo

Los médicos siempre hemos de tener en cuenta y respetar los valores de los enfermos y sobre todo cuando se encuentran en situaciones críticas y difíciles como puede ser la fase terminal de una enfermedad. Pero es entonces cuando nos solemos preguntar ¿cuáles son sus valores? El enfermo nos suele responder: son todas aquellas cosas que son importantes para mí y que deseo que me respeten. Pero para hacerlo bien necesitamos que nos concreten algo más. Para ello suele ser muy útil el Documento de Voluntades Anticipadas que es un documento escrito dirigido al equipo médico en el que una persona expresa las instrucciones a tener en cuenta cuando no pueda expresar personalmente su voluntad. Este documento no puede vincular algo que sea contrario a la legislación vigente, que no se corresponda exactamente con la situación que se plantea o que vaya en contra de las buenas prácticas médicas.


Os invito a conocer cómo se está utilizando este documento en la Comunidad Autónoma Vasca: http://www.colegiomedicosbizkaia.com/Canales/Ficha.aspx?IdMenu=c51ff9ef-9593-4951-bd52-de1d46676c41&Cod=963ff39a-aa6a-4527-9c0f-29bc09696411


Los médicos ante las voluntades anticipadas de los enfermos hemos de tener  en cuenta nuestra obligación de respetarlas según nos lo recuerda nuestro Código de Deontología Médica en el artículo 36.2: "...Ha de tener en cuenta la voluntad explícita del paciente a rechazar dicho tratamiento para prolongar su vida. Cuando su estado no le permita tomar decisiones, tendrá en consideración y valorará las indicaciones anteriormente hechas y la opinión de las personas vinculadas responsables". Por este motivo ha adquirido tanta importancia el Documento de Voluntades Anticipadas, también presente en el Código de Deontología Médica, en el artículo 36.4: "El médico está obligado a atender las peticiones del paciente reflejadas en el documento de voluntades anticipadas, a no ser que vayan contra la buena práctica médica".

El Documento de Voluntades Anticipadas es una herramienta muy útil para los médicos cuando no estamos al tanto de los deseos de los enfermos que hemos de tratar en situaciones críticas o al final de la vida. Y también es un compromiso que nos obliga deontológicamente.


Dr. Jacinto Bátiz, Presidente de la Comisión de Deontología
Colegio de Médicos de Bizkaia

No hay comentarios:

Publicar un comentario